07/01/2023 – Ceremonia de Abundancia 2023

Ceremonia realizada por Reinas de la Abundancia y Vidente Seb.

El pasado 7 de enero celebramos la Ceremonia de Abundancia en pleno invierno. Esta vez, nos trasladamos a una zona famosa por su abundancia, sobretodo, material. Este país es Suiza. 

Nos puede impresionar la opulencia de sus empresas, de sus autos en plena calle, de sus casas… Pero lo que siempre buscamos, va más allá de lo material. Para poder materializar, primero debemos ser abundantes internamente. 

En Suiza, además de abundancia económica, también podemos encontrar abundancia en la naturaleza: montañas gigantes llenas de nieve, paisajes donde no te llega la vista, agua, frescor… VIDA!

Y en medio de todas estas sensaciones que nos llenaban los sentidos, preparamos y realizamos nuestra ceremonia, inundados por el bienestar, el frío y la sensación vital que nos daba toda esa naturaleza.

Previa a la ceremonia, estuvimos consagrando 3 elementos importantes de nuestro ritual: el caldero de la abundancia, el cofre y con ellos, el cuarzo apuntando al universo.

  • El caldero: nos llega de la cultura celta, símbolo femenino de la magia, hechicería, pero también del hogar, donde se cocinaban las ricas comidas que saciaban el hambre de todo aquel que se acercaba. De ahí su simbolismo abundante, se creía que todo lo que se ponía en el caldero se multiplicaba. 

El cofre: se usaba en la antigüedad para guardar cosas valiosas, eran las cajas de caudales de la época. Los piratas escondían sus tesoros dentro de ellos, y cuando alguien encontraba el cofre de un pirata, normalmente estaba lleno de monedas de oro y joyas. Como veis, es un símbolo muy material de la abundancia.

El cuarzo: siempre se ha relacionado esta piedra con la abundancia y el bienestar. Además, nuestro cuarzo poderoso tiene su prisma apuntando hacia el universo, lo cual atrae su energía para cargar los elementos de abundancia con los que trabajamos.

Antes de la ceremonia, estuvimos consagrando estos elementos en diferentes lugares, siempre en la naturaleza, ya que confiamos en que la madre Tierra nos suministrará todo aquello que podamos necesitar.

Una vez tuvimos todos los elementos en orden, y las energías preparadas, nos dispusimos a poner cada cosa en su lugar. Bien meditado y con el foco puesto únicamente en el ritual y las peticiones, de forma intuitiva cada elemento fue encontrando su lugar en el altar de la abundancia. Y este fue el resultado de dicha meditación.

En las fotografías del altar podéis ver diferentes elementos, todos aportando su propia energía para fomentar el foco en la abundancia.

  • El reloj de arena: nos recuerda el paso del tiempo, que todo es efímero. Si vivimos anclados en el pasado, no avanzamos. Si vivimos mirando siempre al futuro, este no llega nunca. Por lo que el único momento real es el presente, el que vivimos aquí y ahora, el que nos da todo lo que necesitamos cuando lo necesitamos.
  • El fuego: transmutador de energías, desde la sensación de carencia hacia la abundancia y prosperidad
  • Los billetes: siempre insistimos que al Universo hay que pedir las cosas bien claras y directas. Por lo tanto, si necesitamos materializar nuestra necesidad en dinero, ahí está.
  • Los amuletos: relacionados con la suerte, nos pueden acompañar a todas partes. Nos recuerdan que no sólo la magia trabaja por nosotros, nosotros mismos también debemos hacer acciones que ayuden a esa magia.
  • El cofre, los calderos, el cuarzo: de los que ya hemos hablado antes.
  • El oro: este color, brillante y atrayente, siempre se ha relacionado con la abundancia.
  • La madre Naturaleza: nuestras ceremonias siempre se desarrollan en lugares naturales, lejos de núcleos urbanos. Evitamos la contaminación acústica, lumínica y ambiental. En entornos más puros, las energías fluyen con más facilidad.

Las peticiones ya está lanzadas al universo. Nos ha escuchado, las ha recibido y ahora es el momento de tener fe, confianza y esperanza. Emociones que se deben vivir con alegría y felicidad. A partir de ahora, cada uno de nosotros trabajaremos para materializar el foco de nuestro deseo, de la necesidad. Pero lo trabajaremos desde la abundancia, vaciaremos nuestra mente-cuerpo-espíritu de la sensación de carencia, para llenarnos de sensación de abundancia.

Está en nuestras manos ser prósperos y abundantes en la vida. Nuestros pensamientos y acciones son poderosos, por lo que a partir de ahora trabajaremos para que nuestras vivencias sean beneficiosas para nosotros y los que nos rodean.

Así sea. Hecho está. Gracias, gracias, gracias.💫👐

Abundancia

Abundancia

Abundancia